Respuestas varias para Hernán sobre la Trinidad y el Hijo eterno

[Esta respuesta debía estar en los comentarios sobre mi artículo como respuesta a Comentario de Hernán, pero se me hizo muy larga la respuesta. Así que, la incluyo aquí como en su propia entrada. Creo que la conversación con Hernán ha sido provechosa. Pondré las partes citadas por Hernán con más sangría en gris.]

Jonathan: No como un ser (como si hubiera varios seres en Dios), sino una Persona en comunión con dos Personas más en el ser indivisible de Dios.

Hernan: Esto que dice es una contradicción, porque dice que Dios es indivisible, pero después dice que hay tres personas que forman un Dios. La biblia eso no lo menciona por ninguna parte que en Dios haya tres personas.

Hola Hernan: La Biblia no dice textualmente “un Dios en tres personas”, pero una interpretación normal de muchos pasajes nos lleva a esa conclusión. La teología unicitaria se basa en algunos pasajes para silenciar la enseñanza de otros. Como he dicho, estamos de acuerdo de que hay un solo Dios indivisible, pero debemos dejar que el NT nos enseñe sobre cómo es la naturaleza de ese Dios. No voy a repasar toda la enseñanza de este artículo, pero pasajes como Jn 1:1; 17:1-5 y Flp 2 enseñan que hay una esencia compartida entre el Padre y el Hijo y que esta relación es eterna. Las formulaciones teológicas surgen para explicar cómo esto puede ser el caso, pero si no comprendemos algo completamente eso no debe ser motivo para no creer la enseñanza bíblic.

Ahora, hay una explicación de cómo Dios puede ser simple y trino a la vez. Realmente no es una contradicción decirlo, pero si es un misterio. Históricamente se ha usado el término “relación” para hablar de lo que hay entre las tres Personas. No es una división, ni una contradicción sino relaciones personales entre las Tres. Si tiene interés en este tema lo remito a un artículo corto por Juan José Herrera, “La relación: Clave especulativa entre la Trinidad de personas y la simplicidad divina”, Actas del I Congreso Internacional Tomista. En la página 233 él explica así:

“La oposición de relación es la única que no suprime uno de los términos y que de suyo no implica ninguna imperfección en un término con respecto a otro. Luego, si en Dios hay relación real, es necesario que haya oposición real. Pero la oposición relativa incluye en su concepto la distinción, de modo que en Dios hay distinción real, no según la realidad absoluta, que es la esencia, sino de acuerdo a la realidad relativa”.

Es complejo su argumento, que viene de Tomás de Aquino, pero básicamente la idea es que Dios es indivisible en su esencia con distinciones personales entre tres Personas que son esa esencia.

Jonathan: Los pasajes que citan el Salmo 2 son complejos, pero en su contexto del salmo ser engendrado no habla de ser concebido sino que habla de ser instalado como rey. Los reyes de la antigüedad usaban el lenguaje de adopción para referirse a la instalación de un rey. En el Salmo 2, vemos esto claramente (mire los versículos 6 y 8).
En Hebreos 5:5 me parece que el autor dice algo similar con respecto a la designación de Cristo como sumo sacerdote. En ese contexto no habla de su concepción.
Para no tener que repetirme mucho, cito aquí otra respuesta que le di a alguien con respecto a Hebreos 1: «En Hebreos 1, el autor quiere demostrar la superioridad de Cristo. El Hijo es la revelación suprema de Dios (Heb 1:2). El Padre hizo el universo por medio del Hijo (Heb 1:2b), y por lo tanto tenía que existir, pero se nota en este versículo también la distinción entre la persona del Padre y del Hijo. Hebreos 1:1-3 habla de la esencia del Hijo como “la imagen misma” de Dios el Padre, mientras que Hebreos 1:5 tiene que ver no tanto con su esencia, sino de su oficio. El versículo hace alusión a Salmo 2:7 y a 2 Samuel 7:14, dos versículos que hablan de la unción del rey futuro. En algunos casos el rey era ungido y coronado el mismo día, pero en el caso de David no fue así. Fue ungido un día y mucho más tarde coronado. Con Cristo es igual. En su unción por el Espíritu Santo en su bautismo fue identificado como Hijo, pero no será coronado hasta su Segunda Venida. Así que, ser “engendrado” en este contexto se refiere a ser reconocido como rey y no a su esencia divina como Hijo eterno».
Todo esto para decir que su vinculación del lenguaje con el Salmo 2 no encaja en el contexto. El Salmo 2 no habla del engendramiento eterno del Hijo de Dios ni tampoco de su nacimiento. Tampoco habla de que el Hijo de Dios fue engendrado en el tiempo por el Espíritu invalida su existencia eterna.

Hernan: En el salmo 2 la frase ser engendrado si habla de ser concebido. Porque una cosa es ser instalado o nombrado rey y otra es ser engendrado; estas son cosas muy distintas. Primero porque ese salmo es una profecía mesiánica, y otra porque el verso 7 dice: Yo publicaré el decreto; Jehová me ha dicho: Mi hijo eres tú; Yo te engendré hoy… ¿porque es Hijo? Ahí mismo lo dice: Yo te engendré hoy. (Ese HOY es un día en la historia) Porque para que alguien sea hijo debe ser engendrado, gestado y nacido; que fue lo que ocurrió con Jesús en María, fue engendrado por el Espíritu Santo, gestado en el vientre de ella y nació, por eso Lucas lo dice: Lucas 1:35 Respondiendo el ángel, le dijo: El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por lo cual también el Santo Ser que nacerá, será llamado Hijo de Dios… Jesús es llamado Hijo de Dios porque fue engendrado por él.

Creo que le cuesta entender el uso de metáforas en la Biblia. Los reyes usaban una fórmula de adopción para hablar de la instalación de un rey. Hay muchos ejemplos en la cultura de aquel entonces, pero pongo dos ejemplos bíblicos:

“Y cuando tus días sean cumplidos, y duermas con tus padres, yo levantaré después de ti a uno de tu linaje, el cual procederá de tus entrañas, y afirmaré su reino. El edificará casa a mi nombre, y yo afirmaré para siempre el trono de su reino. Yo le seré a él padre, y él me será a mí hijo. Y si él hiciere mal, yo le castigaré con vara de hombres, y con azotes de hijos de hombres”
(2 Sam. 7:12-14).

Esto viene en el contexto del pacto davídico, hablando específicamente de Salomón con el cumplimiento final en Cristo. Dios usa la metáfora de hacerlo su hijo porque lo va a instalar en el trono.

Otro ejemplo viene del Salmo 89:

“Él me clamará: Mi padre eres tú, Mi Dios, y la roca de mi salvación. Yo también le pondré por primogénito, El más excelso de los reyes de la tierra” (Sal 89:26-27).

Este salmo habla de David y dice que él llamará a Dios “mi padre” y Dios lo pondrá por primogénito.

Hay varios ejemplos en la literatura del Medio Oriente de la época de fórmulas de adopción para la instalación de un rey. Vea este ejemplo de Hattusilis L:

“He aquí, yo declaré para ti al joven Labarna: Él se sentará en el trono; yo, el rey, lo llamé mi hijo”.

(Citado en WEINFELD: The Covenant of Grant in Old Testament and Ancient Near, p. 191; traducción mía del inglés).

En el artículo de Weinfeld, él menciona que “hoy” se usaba para hablar del día en que el contrato del rey con el nuevo rey se efectuaba (p. 190 n. 55).

Esta interpretación encaja perfectamente en el contexto del Salmo 2, cuyo enfoque es el Mesías en su reino.

En lo de Hebreos 1 es cierto que el escritor muestra la superioridad de Cristo, también es cierto que el Hijo es la revelación suprema de Dios, porque es Dios (el Padre) mismo manifestado en carne, como lo dice 1 Timoteo 3:16 E indiscutiblemente grande es el misterio de la piedad, Dios fue manifestado en carne…

En ninguna parte de la Biblia dice que el Padre fue manifestado en carne. La Biblia hace una distinción cuidadosa entre la persona del Padre y la del Hijo. Además de que “manifestado” en 1 Ti 3:16 habla de la encarnación, algo que es permanente no simplemente transitorio. Es decir, Cristo será hombre para siempre.

en el verso 2 dice: Hebreos 1:2 en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo, Y POR QUIEN ASIMISMO HIZO EL UNIVERSO… esto no quiere decir que el Hijo existía como persona antes de estar en la tierra, porque el Hijo fue engendrado un día especifico en la historia y no antes; por eso esa expresión del salmo 2 …yo te engendre HOY… nos está dando un comienzo, contraria a la doctrina que ustedes predican del “Hijo eterno” porque le repito eterno quiere decir que no tiene principio ni fin.

Hernán, espero que usted pueda ver que invalida la clara enseñanza de Heb 1:2 por su interpretación de otros pasajes. ¿Cómo puede el Padre hacer el universo por medio del Hijo si el Hijo no existía?

El verso 3 cuando dice que es la imagen misma de su sustancia, está diciendo que es el mismo Dios. Así que ser engendrado en este contexto no significa a ser reconocido como rey.

Yo veo en los vv. 1-2 la relación del Padre y del Hijo. Los dos comparten la misma esencia eternamente. En el v. 3 ya vemos la encarnación del Hijo y su exaltación, la cual tiene que ver con la instalación de Él como rey, como lo dice el v. 5.

La doctrina del Hijo eterno no es bíblica, es una invención de aquel hombre llamado Orígenes y el primero en mencionar la trinidad fue tertuliano mucho tiempo antes, aunque no como estaba establecida como ahora.

No es el invento de Orígenes, sino que hay muchos pasajes bíblicos que nos dicen que el Hijo es eterno (p. ej. Jn 1:1; 8:58; 17:5; Heb 1:10). La iglesia primitiva desde el comienzo conforme a las palabras de Jesús bautizaban en el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo. La palabra Trinidad viene del latín “trinitas” que significa tres. En las Escrituras siempre vemos a Tres: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. No vemos a dos o a cuatro, sino a Tres. Tertuliano usó el término pero la Biblia habla de Tres en uno.

Hernan: Dios no es una persona, Dios es Espíritu, y si no es persona mucho menos tres.

Usamos la palabra “persona” de forma analógica, es decir, es similar a lo que significa con referencia a un ser humano pero también diferente. Dios es espíritu en esencia, pero ¿cómo puede haber una gloria compartida entre el Padre y el Hijo si no hay una relación eterna entre ellos como nos explica Jn 17:5?

Hernán: Es cierto la biblia no usa el término trinidad y la distinción que hace entre el Padre y el Hijo no es personal, sino de oficio.

Yo podría regresar a otros versículos para probar que sí hay una distinción personal, pero pongo uno nuevo.

“Pero cuando venga el Consolador, a quien yo os enviaré del Padre, el Espíritu de verdad, el cual procede del Padre, él dará testimonio acerca de mí” (Jn. 15:26).

Yo veo en este versículo una distinción personal. Jesús enviará al Espíritu del Padre y el Espíritu dará testimonio de él. Si el Jesús fuera el Padre o el Espíritu, ¿por qué hace estas distinciones Jesús?

Jonathan: No entiendo su lógica aquí. ¿En qué momento cree que Jesús fue inmolado? Supongo que usted diría que en su muerte. Pero supongo que usted cree también que esa muerte hacía parte del plan de Dios en el momento de su nacimiento, ¿verdad? Según su lógica entonces debía estar muerto en su nacimiento porque “fue inmolado desde el principio del mundo”. Obviamente no. Este versículo habla del plan eterno de Dios en el cual el Hijo eterno iba a venir a este mundo a nacer, a vivir y a ir a esa cruz y vencer la muerte, el pecado y a Satanás.
Hernán: Jesús fue inmolado cuando estuvo en la tierra, pero ¿porque dice la biblia que fue inmolado desde el principio del mundo? Porque Dios conoce todas las cosas y en sus planes estaba el plan redentor, o sea que para Dios las cosas que no han acontecido es como si ya hubieran sucedido; por eso él llama las cosas que no son, como si fuesen; Romanos 4:17 (como está escrito: Te he puesto por padre de muchas gentes) delante de Dios, a quien creyó, el cual da vida a los muertos, y llama las COSAS QUE NO SON, COMO SI FUESEN. Para él era un hecho, aunque no hubiera pasado.

Dios habla de cosas que no son como si fuesen, pero no puede usar ese argumento para decir que el Hijo no existía antes de la creación. Cuando Dios habla de esa forma siempre habla de cosas que iban a pasar en el tiempo (el crecimiento de la descendencia de Abraham o la muerte de Cristo). Con el Hijo de Dios estamos hablando de una persona que existía antes de que el tiempo existiera (algo claramente enseñado en los textos que hemos mencionado – Jn 1:1; 8:58; 17:5; Col 1:16-17). Así que, si la Biblia dice que Cristo fue el Cordero inmolado desde el principio del mundo no hay ninguna razón para creer que no hubiera existido eternamente porque su crucifixión hacía parte del plan eterno de Dios pero iba a pasar en el tiempo, mientras que en ninguna parte dice que el Hijo llegó a existir. De hecho, hay una distinción muy clara en Juan 1 entre “ser” y “llegar a ser”. El Verbo “era” antes de la creación (v. 1 – es eterno) y “fue hecho carne” (v. 14 – llegó a ser como hombre).

Otra cosa la biblia no dice que el Hijo eterno iba a venir, eso es anti bíblico, la biblia dice que Dios (el Padre) iba a venir, Jehová prometió venir el mismo y no el Hijo eterno como usted dice.

Pero si el Hijo y el Padre comparten la mismísima esencia como Jehová, la venida del Hijo es la venida de Jehová.

Me gustaría escuchar cómo usted explica lo que Jesús enseña en Juan 6:32-38:

32 Y Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: No os dio Moisés el pan del cielo, mas mi Padre os da el verdadero pan del cielo.
33 Porque el pan de Dios es aquel que descendió del cielo y da vida al mundo.
34 Le dijeron: Señor, danos siempre este pan.
35 Jesús les dijo: Yo soy el pan de vida; el que a mí viene, nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed jamás.
36 Mas os he dicho, que aunque me habéis visto, no creéis.
37 Todo lo que el Padre me da, vendrá a mí; y al que a mí viene, no le echo fuera.
38 Porque he descendido del cielo, no para hacer mi voluntad, sino la voluntad del que me envió.

Aquí habla Jesús de que descendió del cielo, enviado por el Padre. En el v. 46 Jesús incluso dice que había visto al Padre: “No que alguno haya visto al Padre, sino aquel que vino de Dios; éste ha visto al Padre”.

2 comentarios… add one
  • Hernan

    Dios le bendiga, disculpe que haya demorado para escribir, pero he tenido algunos inconvenientes de salud en mi familia.
    Le pregunto antes de comentar: ¿la trinidad consiste en tres personas distintas, pero que son co-iguales, co-eternas, etc?

    • Jonathan Boyd

      Hola Hernan:

      Sí claro, son tres personas co-iguales y co-eternas. La sumisión de Cristo a su Padre y el envío del Espíritu tienen que ver con el plan de redención, no con la relación ontológica como Trinidad.

Dejar un comentario